Inicio‎ > ‎Que hacemos‎ > ‎Excursiones‎ > ‎Lista de excursiones‎ > ‎

E0915 Crónica excursión Loarre 2009-05-17

publicado a la‎(s)‎ 22 may. 2009 6:52 por javagoza pymboss   [ actualizado el 1 jun. 2009 9:55 por Admin Pedalea ]

la excursión del pedalea, tren+bici, al castillo de Loarre. Reportaje, vídeo y fotos.

Texto y fotos: Fer

Vídeo: Noé



Este pasado domingo 17 tuvimos la excursión tren+bici al castillo de Loarre. Desgraciadamente hubo que madrugar, que el canfranero se levanta pronto, y a eso de las 7:30 ya estábamos los 4 intrépidos de turno en la estación.

Al entrar al canfranero, sorpresa. Por lo menos yo no me esperaba que el sitio para las bicis fuera tan pequeño. Sólo caben dos y también hay que usar el espacio de discapacitados si quieres meter más.

Unos medio dormidos, otros dormidos enteros y otros mirando el paisaje, fuimos llegando poco a poco. El revisor nos pregunta si cuenta con nosotros para la vuelta y que espera que no haya aglomeración de bicis por que nos podríamos quedar fuera y nos dice que está muy mal montado para las bicis. Casualmente en Plasencia se suben dos ciclistas más.

En Ayerbe bajamos y, aparte de haber muchas motos también hay un bar con unos perniles colgando dentro donde tomamos el café y algún tentempié.

Procedemos a ir hacia Loarre por una carretera muy poco transitada y con buen paisaje que empieza a picar un poco hacia arriba.

Tras unos kilómetros llegamos a Loarre. Nos paramos un poco a ver la iglesia y continuamos hacia el castillo. La subida al castillo son unos 4 km de subida dura, pero asfaltada, lo cual facilita mucho las cosas, lo puedo asegurar. El grupo de dispersa según las fuerzas de cada uno y prácticamente sólo paramos lo justo para hacer alguna foto si no la hacemos en marcha.

Finalmente llegamos al castillo, donde hay un bar en los exteriores junto al parking y empezamos con las jarras de cerveza mientras comemos algo. Aún faltaba para la hora de comer.

Decidimos visitar el castillo, muy bien conservado y bonito, y después nos vamos a comer en el parque exterior del castillo. Tras comer y una siestecilla-descanso, nos ponemos en marcha y despedaleamos lo pedaleado en la subida al castillo sin despeñarnos en las curvas y disfrutando del buenísimo día que hace. Así que procedemos a ir ya hacia Huesketa por carreteras secundarias con campos verdes de trigo por todos lados y montes a lo lejos.

Tuvimos pequeñas dudas en Bolea para ir hacia Lierta pero los lugareños nos indicaron. Después paramos a la sombra de una encina a beber agua y volvimos al camino por urbanizaciones que indicaban la cercanía de Huesca. Cogimos la carretera nacional y llegamos a Huesca. Eran las 17 h y poco y se pensó en la posibilidad de coger el TRD de las 17:30, pero éste no acepta bicis, así que nos buscamos un bar y vuelve a caer alguna que otra jarra.

Nos vamos a hacer visita turística por Huesca por la zona del Coso y la catedral. Después de comer un poco (estuvimos dándole a la comida todo el viaje) nos fuimos a la estación a seguir comiendo y con más jarras (ya he perdido la cuenta).

En la estación nos comunican que debemos desmontar las ruedas de las bicis por que han avisado que el tren va lleno, así que manos a la obra.

Nos encontramos en el tren con compañeros del colectivo que nos ayudan a meter y sujetar las bicis (¡9 bicis en el canfranero!) mientras tenemos algunos que quedarnos de pie por que también va lleno de gente (ya podrían poner otro vagón…)

Al final llegamos a Zaragoza cerca de las 22 h tras una bonita excursión. ¡Hasta la próxima!