Inicio‎ > ‎Noticias‎ > ‎

1207 Pedalea defiende el consenso de la Ordenanza ciclista

publicado a la‎(s)‎ 2/3/2012 8:21 por Col. Pedalea   [ actualizado el 2/3/2012 9:49 por loren loren ]

"queremos que las bicis pasen de la acera a la calzada, no al trastero"

                 

Esta semana hemos conocido que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha anulado algunos artículos de la Ordenanza de Circulación de Bicicletas de Zaragoza referentes a la circulación de las bicicletas por las aceras.

Lo primero que nos viene a la cabeza es la sentencia final dictada por el Tribunal Supremo en referencia al recurso que, en su día, fue presentado contra la Ordenanza de Sevilla. El fallo del TS lo hacía ante una sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que, como el TSJA, anuló una serie de artículos relativos a la circulación por aceras.

Pero al margen de la situación en la que, legalmente, quedará la circulación de las bicicletas, cabe considerar una serie de reflexiones sobre la Ordenanza, las aceras y las bicicletas:

-          Ejemplo de democracia: La Ordenanza de Zaragoza fue fruto del consenso, no sólo de todos los miembros del Observatorio de la Bicicleta, sino, también, de todos lo grupos políticos del ayuntamiento de Zaragoza.

-          Texto vanguardista: La Ordenanza de Zaragoza, norma pionera en el Estado, ha servido de texto guía para la redacción del nuevo borrador del Reglamento General de Circulación que, estando ultimado, sólo los tiempos políticos han hecho que, todavía, no se haya aprobado.

-          Falta de intervención: Quizá la primera pregunta que se deberían hacer las personas encargadas de este tema es, ¿por qué la mayoría de las bicicletas circulan por las aceras? Todavía hoy, cuando hemos crecido en cultura ciclista, el tráfico motorizado sigue mostrándose hostil, no tanto como años atrás, pero todavía suficiente para que la gente perciba miedo en la calzada. Si hemos llegado a este punto es, entre otras causas, fruto de la inacción del ayuntamiento a la hora de intervenir en las calzadas para favorecer la circulación de las bicicletas en su espacio natural.

-          Más campañas probici: Junto a la intervención en las calzadas, son necesarias campañas que promocionen, formen y eduquen a las personas que se desplazan en bicicleta.

-          La bici no resultaría práctica: Desde el Colectivo Pedalea y el movimiento ciclista, siempre, se ha defendido que la calzada es el espacio natural de la bicicleta. Pero es absurdo plantear la prohibición total de las aceras para uso ciclista. ¿Cómo queda la circulación por espacios peatonalizados? Ante esto, ¿qué margen de crecimiento tiene la bicicleta? ¿Qué sucederá con la mayoría de las estaciones Bizi? ¿Cómo iremos desde la puerta de casa hasta la calzada, si hay edificios que tienen hasta 200 metros de aceras antes de la calzada (por ejemplo en el actur)?

-          Intervención real en el espacio de la bicicleta, la calzada: Independientemente de lo que, finalmente, suceda  con la Ordenanza, exigimos un plan radical y efectivo de adecuación de las calzadas con medidas tales como, que se cumpla la pacificación de las calles comenzada, tímidamente, el año 2010; que se multe a todo automovilista que hostigue al ciclista; que se construyan carriles bici en todas las avenidas.

 

En definitiva, es muy probable que nos encontremos ante señales de humo que no vayan a ningún sitio. Pero hay que aprovechar este momento, junto con la experiencia obtenida, para plantear mejoras en la Ordenanza y, sobre todo, para actuar de forma decidida en las calzadas y que la bicicleta ocupe el espacio que le corresponde.

Encontrarás adjuntas abajo:
- la nota de prensa emitida por Pedalea hoy 3 de marzo
- la noticia en la edición de papel de Heraldo de Aragón
- la sentencia del TSJA.

aquí la noticia en el periodico de aragon

aquí la noticia en heraldo digital
Č
ĉ
loren loren,
2/3/2012 9:36
Ċ
loren loren,
2/3/2012 9:37
Comments