Inicio‎ > ‎Noticias‎ > ‎

N1020 Renfe, las bicis, y Teruel: una pena

publicado a la‎(s)‎ 25 ago. 2010 2:29 por loren loren
Esto es lo que nos cuentan desde Valencia en Bici. Más de lo mismo, lamentablemente.
Lo encontrarás también en esta web: http://www.conbici.org/bicisaltren/

12 CICLOTURISTAS, 30 HORAS Y UNA DECEPCIÓN

Un grupo de doce amigos y amigas cicloturistas de Valencia, realizamos una ruta de fin de semana cuyo punto de partida era la preciosa y acogedora ciudad de Teruel. A diferencia de años anteriores y como consecuencia del empeoramiento de las condiciones para el transporte de bicicletas en los trenes de Media Distancia, nos hemos visto obligados a tomar cinco trenes y un autobús para alcanzar la capital turolense. El tiempo total empleado en el transporte de todo el grupo y nuestras respectivas bicicletas, suma un total de treinta horas y quince minutos. Pero lo peor del asunto y lo que más tristeza y decepción nos produce, es el comprobar in situ que la ocupación de todos los trenes que hemos tomado, apenas llegaba al 20%-30%. Es decir, se limita el espacio para tres bicicletas en el mejor de los casos, mientras que los trenes circulan con una gran parte de sus asientos vacios.

Alguien está realizando muy mal su trabajo, pues la linea Zaragoza-Teruel-Valencia, o viceversa, contiene un enorme potencial turístico y cicloturista que bien podría servir para ejemplarizar la coordinación entre administraciones diferentes, y por supuesto, entre departamentos de esa tamizada y compleja empresa llamada Renfe. Aunque también cabe la siniestra posibilidad de que alguien esté realizando muy bien su trabajo, administrando pequeñas y efectivas dosis de cianuro a esta querida y necesaria Línea ferroviaria.

No es intención del gran colectivo cicloturista el proclamarnos salvadores de esta Línea, pero en cambio, estamos dispuestos a formar parte de la solución para su rescate definitivo: las posibilidades son muchas y los ejemplos de buena gestión de cicloturismo y trenes, podemos encontrarlos en diversos puntos de Europa. No es el cliente (antes llamado viajero) quien debe adaptarse a la compañía, es la sensibilidad de la compañía la que debe estar al día de las necesidades verdaderas de sus clientes -siempre y cuando los fines de esta empresa sean los de sacar a flote una Línea imprescindible-.

La realidad actual -al margen de los procesos negociadores abiertos- es que muchos viajeros (clientes) nos quedamos en el suelo sin acceder a la Vía Verde de Ojos Negros y a otros tantos lugares, que como la misma Teruel, ofrecen la posibilidad de realizar el más sostenible y armónico de todas las formas de viaje: el cicloturismo.

http://www.youtube.com/watch?v=ojInWTDE4K4

Fernando Mafé

Cicloturista y ciclista urbano

Miembro del Colectivo Valencia en Bici

Comments