Inicio‎ > ‎Noticias‎ > ‎

N1123 Analizando el carril bici del tranvía

publicado a la‎(s)‎ 5 may. 2011 14:27 por loren loren

http://www.heraldo.es/noticias/zaragoza/los_ciclistas_critican_nuevo_carril_bici_construido_frente_miguel_servet.html?regini=0&res=rc#form-com

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=668584&page=1#EnlaceComentarios

El proyecto de la línea 1 de tranvía (Valdespartera – Parque Goya) se redactó y se aprobó sin tener en cuenta la movilidad ciclista de las avenidas por las que iba a pasar, pese a que las obras son de remodelación completa de los viales, ya que siempre prometieron que contarían con las bicis. Debido a nuestras presiones, y al giro favorable que ha dado la política ciclista del ayuntamiento, decidieron hacer las reformas necesarias para garantizar lo que ellos llaman “continuidad ciclista”. Sólo nos han facilitado los planos de la primera fase de la línea, que es la que está en construcción.  Nos los dieron en diciembre de 2009 (todavía eran provisionales) con el compromiso de que estudiarían nuestras aportaciones y tratarían de incluirlas.

Describimos cómo eran esos planos, y las aportaciones de Pedalea:

En Gran Vía y Fernando el Católico, el carril bici (CB) va sobre el bulevar central, con los rebajes oportunos cuando hay cruces. Al pasar por las paradas del tranvía, el CB desaparece y las bicis tendrán que compartir espacio con los peatones, con  prioridad para éstos.

Nos pareció adecuado, pues en esta zona ya la calzada queda reducida a un solo carril. Pedimos, eso sí,  que el carril bici no se interrumpa con cambios bruscos de cota en los pasos de peatones. Lo aceptaron.

En Isabel la Católica, las vías del tranvía pasan a ocupar la mediana de la avenida, y sacan un CB unidireccional por cada lado, junto a las aceras pero a cota de calzada. Al llegar al hospital  Miguel Servet, pasan el CB al lado de enfrente (el del estadio de la Romareda), discurre bidireccional durante unos 200 metros, para volver a cruzar otra vez una vez pasado el Hospital. Esto lo hacen para evitar pasar frente al hospital. Como habrás deducido, una bicicleta que circule en sentido centro ciudad tendría que cambiar de lado 3 veces en apenas 300 m, con las consiguientes esperas en semáforos. Las otras opciones serían ir por la acera del Servet (que es precisamente lo que el proyecto dice querer evitar), o saltar a la calzada (una maniobra que puede ser peligrosa).

Pedalea desarrolló un intenso trabajo desde diciembre para intentar que no se perpetre semejante chapuza. Estudiamos los planos con expertos de varias ciudades, y propusimos hasta tres alternativas:

1.       Poner el CB en la mediana, junto a las vías del tranvía (como en la Meridiana de Barcelona).

2.       Continuar los CB unidireccionales, pasando por delante del hospital.

3.       Que el CB sea todo bidireccional por el lado del estadio de fútbol, desde el final del  bulevar hasta la rotonda de Touluose (la de Vía Ibérica, Tercer Cinturón y Vía Hispanidad)

Los técnicos del ayuntamiento rechazaron todas estas propuestas. La 1ª porque la veían peligrosa (aunque en muchas ciudades está así); la 2ª porque no quieren saber nada de pasar por delante del hospital (pero olvidan que con su proyecto, muchas bicis van a pasar por la ACERA del hospital); la 3ª porque habría que quitar una fila de aparcamiento (pero no olvidemos que junto al estadio hay un parking de 1500 plazas casi vacío). Incluso rechazaron que el CB sea bidireccional sólo hasta la calle Jerusalén (con lo que al menos nos quitaríamos uno de los cruces), porque había que quitar 6 u 8 plazas de aparcamiento frente a la Cámara de Comercio.

En la sesión del Observatorio de la Bicicleta del día 19 de mayo de 2010, todos los representantes ciudadanos presentes (vecinales, ecologistas y sindicales) se pronunciaron en contra del  trazado proyectado. También la Oficina de la Bicicleta (técnicas municipales) lo rechaza. Pero el Jefe del servicio de Movilidad se cierra en banda, y la concejala Carmen Dueso le hace caso a él. Ha decidido dejarlo como está.

Pese a la enorme frustración que nos provoca esta decisión, y al intenso trabajo que le hemos dedicado a este asunto, desde Pedalea decidimos no movilizarnos ni hacer campaña pública contra esta chapuza, porque ya es cosa decidida y ahora no hay tiempo para cambiar el proyecto. Y sobre todo porque no queremos que este tema se utilice para atacar al tranvía, ya que pensamos que éste va a ser muy beneficioso para la movilidad en general, y para la bici en particular (por la creación de este carril bici en paralelo y porque ayudará a sacar coches del centro). Eso sí, esperamos que, una vez que esté hecho, la ciudadanía juzgue a sus autores. Y tal vez se pueda modificar más adelante.


Comments