Inicio‎ > ‎Noticias‎ > ‎

N1408 Carriles bici y sentido común

publicado a la‎(s)‎ 10 sept. 2014 15:56 por loren loren   [ actualizado el 10 sept. 2014 23:26 ]

Ante la resolución del TSJA

Pedalea reclama “todos los carriles bici y todo el sentido común”

“Ya no valen excusas ni retrasos, la red ciclista es una necesidad ciudadana”

“No se puede excluir a las bicicletas de parques o de calles peatonales por las que circulan coches a diario

Tras la resolución del TSJA en la que este tribunal insta al Ayuntamiento de Zaragoza a cumplir la sentencia en la que anulaba varios artículos de la Ordenanza de Bicicletas, en particular los que autorizan a las bicicletas a circular por algunas aceras bajo determinadas condiciones, el Colectivo Pedalea considera que es necesario que el consistorio tome la decisión definitiva de acelerar la construcción de los carriles bici previstos en el Plan Director de la Bicicleta en todas las avenidas principales de la ciudad.

Las autoridades deben dar una respuesta efectiva a la situación en que se van a encontrar miles de ciclistas que no se sienten seguros en las calzadas de Zaragoza, colocando la construcción de vías ciclistas entre sus prioridades más inmediatas, más allá de consideraciones presupuestarias de las que la ciudadanía no es responsable.

Por otro lado, Pedalea hace un llamamiento a que se aplique la sentencia de TSJA con sentido común. Este colectivo ciclista siempre ha defendido que las bicicletas no deben circular por las aceras, pero cabe distinguir entre éstas y el resto de zonas peatonales. Las llamadas “calles peatonales” pueden seguir estando autorizadas para las bicicletas (mediante señalización específica, con las limitaciones que se establezcan  y siempre con prioridad peatonal), puesto que en ellas no existe alternativa en la calzada. De hecho, en algunas zonas como el Casco Histórico, la prohibición de circulación de bicicletas por “calles peatonales” supondría en la práctica la expulsión de las bicis de unos entornos no motorizados por los que los propios grupos ciclistas hemos luchado durante muchos años. ¿Sería razonable que las bicicletas estuviesen prohibidas en calles peatonales en las que los coches siguen circulando gracias a excepciones como acceso a garajes o carga y descarga, que muchas veces se convierten en patentes de corso para el paso generalizado de automóviles? ¿Se puede hablar de “movilidad sostenible” si se conceden a los coches excepciones que se niegan a las bicis?

Otro asunto que es necesario resolver es la conexión entre carriles bici, que en demasiados puntos de nuestra ciudad está hecha con tramos de acera ¿Se va a obligar a los ciclistas a bajarse de la bici en cada uno de estos puntos, que son decenas en nuestra ciudad? Ello supondría una penalización inaceptable en una trama urbana que ya de por sí es bastante hostil para la mayoría de usuarios de la bicicleta.

Y por último, ¿también se va a prohibir la circulación de bicicletas en los parques y zonas verdes, tal como se deduciría de una aplicación estricta de la sentencia del TSJA?

Consideramos que el Ayuntamiento debe tomarse de una vez la construcción de carriles bici como una política de ciudad, sin excusas ni dilaciones, y que debe emplear el sentido común a la hora de aplicar la sentencia del TSJA en zonas no motorizadas. De otro modo, estaría echando por tierra el esfuerzo de promoción ciclista realizado durante los últimos años y condenando a miles de zaragozanos a dejar sus bicicletas en el trastero, justo cuando las propias bicis están suponiendo una alternativa al automóvil privado, cuyo abuso causa tantos perjuicios a nuestra ciudad.

                                                                                                                   

 

 

 

Comments